Natural belleza

Un país pequeño con una gran belleza natural. Es una joya en el hermoso Caribe centroamericano.

A small country with a natural beauty. It is the "Jewel" of the Central-American Caribbean.

Um pequeno pais com uma beleza natural. E mesmo uma joia no formoso Caribe centroamericano.

Bienvenido a este blog trilingue. Welcome to this tri-lingual blog! Benvindo a este blog em tres linguas.

es...Belice. IT IS...BELIZE. é...Belize

es...Belice.  IT IS...BELIZE.  é...Belize
Belice (en Centroamérica)

martes, 7 de septiembre de 2010

Veterinarios y el cuidado de la fauna



Articulo/Article/Artigo

MISS ANNE, LA VETERINARIA

Jorge Luis Hidalgo Castellanos

Entre pinzas, escalpelos, alcohol, gasas y vendas, sobre una mesa metálica y con la asistencia de otro médico local, Miss Anne, vestida con camisola estampada con gatitos termina la décima cirugía del día, soportando un calor de 35 grados; el paciente es un perro pardo de nombre “Burrito”, un Belizean potlicker legítimo que fue encontrado deambulando por las calles de la ciudad, famélico pulgoso y sucio.

Se trata de una clínica móvil organizada por la Sociedad Protectora y Albergue de Animales de Belice (Belize Humane Society & Shelter-BHSS) que periódicamente atiende a la población brindándoles servicios médicos veterinarios sin costo y en las que normalmente convierten en quirófano alguna escuela o salón de cabildo de Belice; además de castraciones y otras cirugías se aplican vacunas y se brinda información para no maltratar a los animales. Bajo la dirección técnico-médica de la Dra. Anne, se contrata por día a dos o tres veterinarios más. 

La gente la conoce como Miss Anne, la Veterinaria y está registrada con el número 30 de la lista general de veterinarios de Belice, pocos –y menos mujeres aún - para un país del tamaño de Tabasco que por sus condiciones y características requiere de profesionistas en general y de veterinarios en particular. Miss Anne llegó a Belice en octubre de 2006; es extranjera, pero a la vez tan beliceña como alguien que nunca salió de aquí. Incluso su acento en inglés es ahora too Belizean, con esa linda cadencia que identifica a los naturales de esta “Joya”, y eso algo significa puesto que ella también es maestra de inglés, idioma que domina pese a no ser su lengua materna porque de niña vivió en Sudáfrica.

La veterinaria estudió en Brasil y ha trabajado en varios países, más por las circunstancias que por gusto, pues preferiría quedarse en un mismo lugar para crecer profesionalmente, por ejemplo en Belize City –lugar del que es casi imposible moverla- que mudarse cada cuatro o cinco años. Al poco tiempo de arribar y registrarse como veterinaria, asumió el poco atractivo puesto de veterinaria en la BHSS, trabajo que por ser voluntario y arduo, nadie había aceptado y que le brinda a Miss Anne satisfacciones profesionales y personales, pero también mucho sacrificio, disgustos y a veces pérdida de tiempo y dinero.

Después de trabajar en Brasil, México y España, en pulcros y esterilizados hospitales y quirófanos –mejores incluso que algunos de medicina humana- con investigadores científicos y profesores universitarios donde los canes son tratados como clientes VIP, Miss Anne se enfrentó a condiciones extremas, donde casi había que operar sin anestesia. Las avanzadas e innovadoras técnicas quirúrgicas aprendidas no valían mucho en situaciones donde a veces ni siquiera una mesa adecuada se tenía. Sin embargo, con tenacidad y el apoyo de algunas personas –algunos veterinarios- y los miembros de la BHSS, se fue adquiriendo poco a poco equipo e instrumental básico para tratar más humanitariamente a la fauna urbana beliceña, es decir a las mascotas y animales callejeros del distrito de Belice, donde abundan los cánidos porque son útiles guardianes, pero a los cuales no se les cuida adecuadamente todavía.

Algunos días de la semana, Miss Anne, quien estudió un doctorado en Austria trabaja en la mejor clínica del país, el Animal Health Center (AHC), ubicado en la esquina de las calles Lancaster y Castle en Belize City con colegas del nivel del propietario, Dr. Michael DeShields y de la Dra. Jane Crawford, graduados de Australia/Escocia y de Cuba, respectivamente, apoyados por el Dr. Charles, un guyanés afincado en Corozal quien viaja dos horas para venir a trabajar en este afamado lugar y adquirir experiencia. Es cierto, los antecedentes académicos de muchos profesionistas en Belice sorprenden cuando se percibe que estudiaron en prestigiadas universidades del exterior, entre ellas varias de México, EE UU y de la Mancomunidad Británica.

Quienes tienen mascotas conocen a los pocos veterinarios que existen y La Veterinaria es muy conocida, pues su inquietud profesional le lleva lo mismo a atender un potlicker local que a un Anatolian Sheperd importado de Kazajstán o un Dálmata de pedigree; a un jumento que a un pura sangre árabe; a una cría de manatí o delfín; a una boa constrictor; o a un gato que a un jaguar en el zoológico de Belice, sin olvidar las tortuguitas, los peces, pericos y hamsters. Es decir, la veterinaria en este país debe ser capaz de atender todo tipo  de animales, que para eso estudió, no para especializarse en Chihuahuas o en gatitos siameses, no, eso es para otro tipo de lugares.

Tanto la BHSS como la AHC contribuyen con operaciones que esterilizan a perros y gatos como “Burrito” para evitar la propagación de la fauna callejera –un indicador de poco desarrollo- y a no tener riesgos para la población de Belice, pero carecen del apoyo apropiado para obtener recursos financieros y humanos que les permitan hacer una mejor labor. Por ello es loable encontrar gente como Miss Anne, pues así se puede avanzar con proyectos sociales a un costo reducido y con un impacto real. Claro está que no son sólo los extranjeros quienes participan en estas nobles causas, sino también un buen número de ciudadanos preocupados y comprometidos que desean ver un mejor país. Ojalá hubiera más Misses Annes en todo el mundo y que se les reconociera el valor que tienen, en el doble sentido de la palabra.H


Copyright 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada