Natural belleza

Un país pequeño con una gran belleza natural. Es una joya en el hermoso Caribe centroamericano.

A small country with a natural beauty. It is the "Jewel" of the Central-American Caribbean.

Um pequeno pais com uma beleza natural. E mesmo uma joia no formoso Caribe centroamericano.

Bienvenido a este blog trilingue. Welcome to this tri-lingual blog! Benvindo a este blog em tres linguas.

es...Belice. IT IS...BELIZE. é...Belize

es...Belice.  IT IS...BELIZE.  é...Belize
Belice (en Centroamérica)

viernes, 14 de mayo de 2010

Los simbolos nacionales de Belice

Un país se identifica y reconoce, entre otras cosas, por sus símbolos. Los de Belice son no sólo únicos sino bonitos e interesantes. Vea los vinculos que le presento para que pueda conocer más acerca de los simbolos beliceños.


The national symbols of Belize.

A country, among many other things, can be recognized and identified by its national symbols. The Belizean symbols are not only unique but atractive and interesting. Have a look to the links and you will find articles about them.

Os simbolos nacionais de Belize
Entre outras coisas, um pais se identifica e pode ser reconhecido a traves de seus simbolos nacionais. Os de Belize nao sao somente unicos e atraentes mas muito interesantes. Apresento aqui uns links para que voce possa ler dois artigos sobre os simbolos desta jovem nacao centroamericana.

Lea los artículos/Articles/Artigos

Los simbolos de Belice (primera parte) 3/may/10

LOS SIMBOLOS NACIONALES  DE BELICE (1/2)

Jorge Luis Hidalgo Castellanos

Los países tienen símbolos patrios que se utilizan para conformar una identidad nacional. Toda nación necesita de símbolos que le identifiquen y sirvan para cohesionar a su población dentro de su territorio y frente a otros países. Cuando un nuevo Estado soberano nace –producto de la descolonización, la secesión o la desintegración de uno antiguo- y establece sus símbolos nacionales, también instituye un ceremonial que tiene como objetivo educar cívicamente a su gente y refrendar su independencia o autonomía o confirmarla no solamente ante los extranjeros sino a los propios nacionales.

Tal es el caso de Belice, el país más joven de la región, con menos de 30 años de vida independiente –en 1981 dejó de ser colonia del Reino Unido de la Gran Bretaña- y que a diferencia de México que en 2010 conmemora el bicentenario de su movimiento de independencia, es un Estado de reciente creación que además enfrenta un reclamo territorial por parte de Guatemala. Este diferendum con su vecino su vecino del Oeste vulnera hasta cierto punto la soberanía beliceña y le obliga a educarse patrióticamente.

Belice tiene pues, sus símbolos: una bandera, un escudo, un himno y además, un árbol, una flor, un ave y un animal nacionales. Todos se enseñan obligatoriamente en las escuelas del país y los niños los aprenden desde muy pequeños, incluso los extranjeros que llegan a residir temporal o definitivamente a su territorio.
Bandera y escudo

La bandera de Belice es azul con dos franjas rojas horizontales en los extremos superior e inferior, lo cual refleja la herencia británica y los colores de los dos principales partidos políticos de la joven nación, el azul rey del PUP que se fundó antes de haberse independizado esta nación y que la gobernó a través del Sr. George Price, otro símbolo de Belice y quien ostenta el titulo de Padre de la Patria –el Miguel Hidalgo beliceño- por haber logrado la independencia de este país, conocido hasta principios de los años 70 como Honduras Británica.

A la original bandera azul diseñada por un comité Ad hoc y confeccionada por amas de casa de Belize City se le añadió el rojo que identifica al UDP, la otra gran fuerza política que nació en 1973 de la fusión de partidos –como el nacional y UBAD- que se conformaron con miembros que se separaron del partido azul, el PUP.

En un principio se colocaron dos franjas rojas verticales, para finalmente colocarlas horizontalmente.  En el centro, el lábaro patrio de Belice tiene el escudo nacional en un circulo ribeteado con una guirnalda de cincuenta hojas de caoba – simbolizando el año, 1950, en que el PUP asumió el poder- que encierra a dos leñadores con el torso desnudo, representando los grupos étnicos que fundaron la nación, cada uno cargando una herramienta de la industria maderera (un hacha y un remo –dado que los troncos se transportaban por los ríos en embarcaciones dirigidas con remos-) y en el centro otro escudo con herramientas cruzadas y un velero navegando el océano azul; encima y atrás de ese broquel se ve el árbol nacional, el caoba o Mahogany Tree (Swietenia macrophilla), madera preciosa que crecía en abundancia en estas tierras y que tanta riqueza dio a la metrópoli en tiempos coloniales, prueba de lo cual son los hermosos muebles que talentosos ebanistas europeos fabricaron a mano para la corte imperial y que todavía están en despachos y palacios londinenses. 

Aún ahora su explotación es constante porque su madera es muy apreciada aunque se hace de manera sustentable. El escudo nacional es rematado en su parte inferior con una serpentina con la inscripción latina “Sub Umbra Floreo” (Bajo la sombra florezco) en alusión a la sobra de los bosques tropicales y la riqueza de los mismos. La bandera beliceña es la única de un país independiente del mundo actual que reproduce figuras humanas, dándole un toque humanista. H 

Continuará...




Los simbolos de Belice (segunda parte) 10/may/10

LOS SÍMBOLOS NACIONALES  DE BELICE  (2/2)

Jorge Luis Hidalgo Castellanos

Otro importante símbolo nacional de Belice es su himno –de los más bellos en el mundo, por cierto-, único poética y musicalmente hablando. La letra es de Samuel Alfred Haynes quien la escribió en 1963 con el titulo original de “Tierra de los Dioses” (Land of the Gods) debido a la pluralidad religiosa en Honduras Británica y que al adoptarse como himno nacional se modificó para quedar como “Tierra de los [hombres] Libres”; fue musicalizada por Selwyn Walford Young.

El himno nacional alaba a los valientes colonos originales, los hombres de la bahía –Baymen- que se vivían en la pequeña isla de San Jorge, el primer asentamiento europeo en el país  –frente a las costas de la actual ciudad de Belice, a unos 15 minutos en lancha- quienes, según la historia beliceña, habrían derrotado a la Armada Española en la memorable batalla de Cayo San Jorge (St. George’s Caye Battle) en 1798. Es una oda al heroísmo y a las bellezas naturales de “la Joya” del mar Caribe (O, Land of the free by the Carib Sea) que menciona por ejemplo a los dos principales ríos que hacen frontera en el norte y el sur de nuestro vecino, el orgulloso Hondo y el viejo Sarstún, respectivamente.

El civismo en Belice obliga a que, además de las escuelas, el himno nacional se entone en todo acto oficial o evento público nacional o internacional gubernamental o no, con la flexibilidad de interpretarlo en cualquier ritmo e instrumento –versión original, calipso, marcha, al piano, con contrapunto (como la versión garifuna), blues o con las Steel Bands- algo impensable en México por las restricciones jurídicas correspondientes. Todo acto público en este país tiene después del himno nacional, invariablemente, una oración normalmente hecha por un sacerdote o pastor, cuya religión se rota en los actos gubernamentales para dar cabida a todos los credos que se profesan en esta nación.

Un dato que llama la atención es la proclividad local a denominar candorosamente a esta nación como “el país de Belice” y que suele copiarse en el Sureste mexicano. Lo escucha uno en las conversaciones coloquiales, en las tertulias de los medios de comunicación y en los discursos oficiales. La frase hace sentido en un país de reciente creación como Belice, pues sirve para reafirmar su independencia, dada su juventud en términos históricos y reiterar que es un Estado, no una colonia, es sin embargo erróneo usarla en México tanto para aplicarla a él como a otras naciones puesto que a nadie se le ocurre decir “el país de México” para referirse a nuestra patria, aunque hay que señalar que sí, que todavía y anacrónicamente hay quienes le dicen la “República Mexicana”, como si quisieran subrayar la forma de gobierno que opera en México, algo que quizá en la segunda mitad del siglo XIX se justificaba frente a la idea de establecer una monarquía o imperio, pero no en nuestros días.

En un país con exuberante y vasta flora y fauna, no podía dejar fuera símbolos que lo reflejen directamente. Así, la flor nacional de Belice es la orquídea negra o Black Orchid (Prosthechea cochleata / Encyclia cochleata) endémica de la región y de extraordinaria belleza, aunque ciertamente no es negra sino morada oscura, casi café con verde, lo que le da un exotismo y belleza únicas. Pero en Belice se encuentra una amplia variedad de orquídeas silvestres y se cultivan varias especies con ayuda de Taiwán.

En cuanto a la fauna, el tucán o Keel Billed Toucan (Ramphastos sulfuratos) es el ave nacional y se le puede ver en buena parte del territorio. Es común verlo en los patios y alamedas de la capital y de San Ignacio, en el distrito de Cayo, área montañosa y selvática. Son aves de pico tan grande como su cuerpo y de colores llamativos –azul, anaranjado, rojo y verde- que contrastan con el negro de su plumaje y su pecho amarillo, su trino se parece al croar de una rana. El tapir o Mountain Cow (Tapirus bairdii) es el animal nacional de Belice y el mayor mamífero terrestre en la América tropical –con hasta 300 kg de peso- también es posible verlo cuando se interna uno en las montañas y jungla del centro del país, que no cerca de Belize City. Su caza, por ley está prohibida y es más bien pariente del caballo que de las vacas, pese a su coloquial nombre de “vaca montañesa”.

Belice es pequeño y joven, rural y poco poblado, selvático y pantanoso, pluricultural y multiétnico, centroamericano y caribeño, sajón y latino, que habla inglés y español, pero es un país independiente y soberano, de apenas una generación que cada día se reafirma y se esfuerza por desarrollarse. Sus símbolos nacionales son parte de su identidad y unión. “¡Oh tierra libre, en el mar Caribe!”.H



Orquidea Negra/Black Orchid
Derechos reservados/Copyright

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada