Natural belleza

Un país pequeño con una gran belleza natural. Es una joya en el hermoso Caribe centroamericano.

A small country with a natural beauty. It is the "Jewel" of the Central-American Caribbean.

Um pequeno pais com uma beleza natural. E mesmo uma joia no formoso Caribe centroamericano.

Bienvenido a este blog trilingue. Welcome to this tri-lingual blog! Benvindo a este blog em tres linguas.

es...Belice. IT IS...BELIZE. é...Belize

es...Belice.  IT IS...BELIZE.  é...Belize
Belice (en Centroamérica)

lunes, 20 de diciembre de 2010

El secreto mejor guardado

Belize City desde el aire, al dejarlo definitivamente.
Río Mopán, desde la jungla
Se ha cumplido un ciclo que comenzó hace un año, en diciembre con el ánimo de despertar la curiosidad y el interés por el secreto mejor guardado del Caribe: Belice. Gracias al Diario de Yucatán, cada lunes de 2010 se publicó un artículo semanal que describía un aspecto de este pequeño país centroamericano con alma caribeña. Se viajó así, de manera imaginaria, del norte al sur y del oriente al occidente, lo mismo en la costa que en la montaña, el pantano o los sitios arqueológicos.

Este último artículo del ciclo no es en sí una despedida, sino un agradecimiento a quienes leyeron Desde Belice cada semana y gracias a ello viajaron a esta nación o recordaron su estancia allí. También se agradece a quienes colaboraron con comentarios, fotos, felicitaciones y críticas. Que disfruten "la joya" y por favor, difundan el secreto.

Felices fiestas en Belice
A year ago , in December, Desde Belice started to be published with the aim to increase the interest of people for Belize: the Caribbean best kept secret. Thanks to Diario de Yucatan, a renowned daily newspaper from Merida, every Monday of 2010 an article describing aspects about this tiny Caribbean soul's Central American country was published. We travelled, virtually, from North to South and from Eat to West, visiting the coast, the mountains, the swamps and the Maya archeological sites.

The last article of this column is not really a farewell, but a way to thank all those that read Desde Belice during the year and could travel to this country or perhaps could remember their trips to it. A big thanks to those other that contributed with comments, pictures, congratulations and criticism. Enjoy "the Jewel" and please, spread the secret.


A bordo del avión, antes de partir.
 O final de um ciclo acaba depois de um ano. Em dezembro de 2009 surgiu a ideia de escrever uma coluna no Diario de Yucatan, um dos mais pretigiados jornais do México que se publica em Mérida, com a finalidade de fazer que se conhecesse mais o melhor guardado segredo do Caribe: Belize.  Assim foi que Desde Belice apareceu a cada segunda-feira na Secao Cultura do Diario descrevendo algum aspecto deste pequeno pais centroamericano com coracao caribenho.  Viajou-se, de maneira imaginaria, pelo seu territorio; de norte ao sul e do oeste a l'este, se passando pelo litoral, a serra, os pántanos e as ruinas arqueologicas mayas.

Esta última parcela da coluna nao é uma despedida mesmo, mas um agradecimento a todos aqueles que acompanharam Desde Belice a cada semana durante 2010 e que viajaram pela primeira vez a esse pais ou que gracas a ela puderam lembrar da época na qual estiveram lá. Obrigado também a quens colaboraram com a coluna atraves de comentarios, fotos, parabens e críticas até. Curtam "a Joia" e por favor, espalhem o segredo.

Articulo/Article/Artigo

Despedida del "Secreto mejor guardado"  (20/dic/2010)

A MANERA DE DESPEDIDA
Arribé a Belice, como casi todo extranjero (sobre todo los mexicanos), sin conocer realmente el lugar a donde llegaba; no había mucha información impresa e incluso en internet era limitada la que existía y las fotos no decían gran cosa del lugar y mucho menos de Belize City y otras localidades del país. Era terra incognita para mí, a pesar de ser de una nación vecina.

Al principio la ciudad, y sobre todo el norte beliceño, me dio la impresión de que había llegado al interior de mi país, en algun estado del sureste mexicano o de cualquier departamento centroamericano, con la diferencia del idioma y con bastante aún por hacerse. Con el paso de los meses, unas frescas guayaberas y un vehículo de doble tracción, Belice comenzó a ser más que un lugar de trabajo con limitaciones; resultó ser, como decía su slogan turístico: “el secreto mejor guardado” del Caribe y con tesoros que se aquilatan también con el tiempo, como la naturaleza y los amigos. Aquella es abundante y generosa y éstos leales y abiertos, en todo caso pródigos ambos.

La selva, los pantanos, las montañas, los ríos y el mar son de verdad únicos y compensan lo reducido del territorio beliceño del tamaño de Tabasco. No hay que viajar muy lejos o a otros continentes para ver en poco tiempo tanta riqueza natural. La población, también pequeña se multiplica con su manera de ser y parece más grande por su nobleza de espíritu. Y es que los lugares con limitaciones fomentan cosas que en las grandes ciudades o lugares más desarrollados ya se han olvidado.


Sobrevolando el río Belice, en la partida

La falta de contaminación del aire, los más hermosos cielos nocturnos –compartidos con Yucatán- que permiten casi tocar las estrellas, la fauna que aún no sale de la urbe y la ciudad que está inserta en la exuberancia de la jungla o el manglar. Los cayos y su mar azul turquesa, los cítricos, bananos y otras frutas tropicales, la tolerancia étnica y los inumerables sitios mayas, la música garifuna y la extraña lengua criolla qe unifica, además de la cadenciosa y típica pereza que irrita y desespera al recién llegado o al necio. Todo eso es Belice, “la joya” caribeña en la América Central o el tesoro centroamericano del Caribe.

Otra fortuna de quien vive en Belice es la proximidad con Quintana Roo y con Yucatán. Válvulas de escape y referencias de desarrollo, sitios que significan y representan lo mexicano en el país vecino, por lo que no es gratuita su presencia cultural en la cotidianeidad beliceña. En Belice, México es Chetumal, Cancún o Mérida, algo que no siempre se aprecia de esa manera entre los mexicanos, para cuya mayoría el centro lo domina todo y es la referencia cultural en el extranjero. No en Belice y por ello la asistencia que esa region le brinda es importante, indispensable y natural.

Personalmente, la experiencia beliceña ha sido, sin duda, una de las más enriquecedoras de mi vida profesional y privada, con retos y oportunidades que entre otras coadyuvaron a forjar el carácter, crear y estrechar vinculos familiares y amistosos, fomentar la cooperación, cultivar el amor y comprender que no tener todo no es un problema sino una oportunidad para crear, innovar o encontrar la solución.

Belice sigue siendo un misterio para la mayoría de los extranjeros, por lo que, con el apoyo del Diario, surgió a fines de 2009 Desde Belice, la que ha querido a lo largo de un año alentar el interés del lector en este maravilloso país que si bien presenta muchas similitudes con México también tiene cosas muy diferentes y únicas. La columna no dejaría de publicarse de no ser porque las responsabilidades de quien esto escribe se han trasladado a otro lugar, muy lejano, al otro lado del mundo y sería difícil desde la distancia describirles aspectos de “la Joya” vecina que además no concuerde con su título.

“Desde Belice” se despide con alegria por haberles llevado más de 52 entregas semanales en 2010, con tristeza porque acaba su ciclo y con esperanza de que usted, lector, viaje –si no lo ha hecho- pronto a Belice para conocer sus secretos y disfrutarlos. Gracias, Felices Fiestas y hasta luego!H
Salida de Belice, rumbo al norte (México)
 















Se desea ver otros artículos de Desde Belice, lea más en este blog. Vea el histórico en el lado derecho. 


If you want to read other articles of the From Belize column, please check them out at the right side module of this blog.


Se voce quiser conhecer mais artigos da coluna Desde Belize, veja os diferentes "links" deste blog, no histórico do lado direito.


Copyright 2010. Fotos y texto: Hidalgo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada