Natural belleza

Un país pequeño con una gran belleza natural. Es una joya en el hermoso Caribe centroamericano.

A small country with a natural beauty. It is the "Jewel" of the Central-American Caribbean.

Um pequeno pais com uma beleza natural. E mesmo uma joia no formoso Caribe centroamericano.

Bienvenido a este blog trilingue. Welcome to this tri-lingual blog! Benvindo a este blog em tres linguas.

es...Belice. IT IS...BELIZE. é...Belize

es...Belice.  IT IS...BELIZE.  é...Belize
Belice (en Centroamérica)

lunes, 8 de noviembre de 2010

Bucaneros del Caribe

Terriveis piratas do Caribe
Los piratas no son solamente personajes de cuentos en Belice, sino parte de su pasado y de su historia debido a su ubicación geográfica y a sus antecedentes británicos. 

"Barbanegra", el Capitán Morgan y otros famosos bucaneros navegaron aguas de la otrora Honduras Británica y atacaron galeones sobre todo durante los siglos XVII y XVIII, refugiándose en el asentamiento inglés que ya independiente se llama Belice.


After centuries in a Cave
Pirates in Belize are not only fairy-tale characters but an important part of its past and history due to its British origins and geostrategic location.

"Blackbeard", Captain Morgan and other well-known buccaneers and privateers sailed waters of former British Honduras attacking Galeons and vessels mainly during centuries 17th and 18th, hidding from navies and armies in the English settlement now called Belize. 

Hidden sites helped pirates
Os piratas nao sao só personagens de contos e fábulas em Belize; sao sim uma parte da historia e do passado deste pais caribenho devido a seus antecedentes e a sua localizaçao geográfica. 


O "Barbanegra", o capitao Morgan e outros bucaneros mesmo navegaram as aguas belicenhas quando estas terras eram chamadas de Honduras Británica e atacaram e assaltaram galeos e outros navios principalmente nos séculos XVII e XVIII e refugiram-se no outrora assentamento ingles, que ja independiente chama-se Belize.

Artículo/Article/Artigo


Piratas y bucaneros (8/nov/10).


PIRATAS Y BUCANEROS.


Con mueca y mirada maleficas, barba malcrecida y bigotes largos igual que el pelo, una pata de palo o un gancho en vez de mano para compensar lo renco o tunco y armado con dagas y espadas es como se suele pintar a aquellos rudos marinos dedicados a atacar, abordar y saquear las naves españolas que solían ir cargadas de riquezas, mejor conocidos como piratas o bucaneros.

Su objetivo era apoderarse de los galeones que transportaban metales, maderas u otros bienes preciosos del “nuevo mundo” a Europa o de esta hacía los territorios de ultramar con diversas y útiles mercancías para “civilizar” o desarrollar América, entre otras cosas, esclavos africanos. En el Caribe, en general –aunque no exclusivamente- estos señores del mar eran súbditos británicos, holandeses o franceses, pero también los hubo españoles o ya nacidos en América o sus Antillas.

En Belice, al igual que muchas de las islas caribeñas los bucaneros tienen un lugar en la historia, pues resultó ser un sitio preferido de los piratas, a un grado tal que una de las teorías del nombre de este país indica que proviene de una declinación o corrupción del apellido de un pirata de nombre Peter Wallace, escocés que se asentó en lo que se conocía entonces como Bahía de Honduras o Bay Colony en, las márgenes del río, en lo que ahora es Belize City y que tiene actualmente el nombre de Haulover Creek. La población de la época lo habría conocido como Wallace o Willis hasta llegar a pronunciar su apellido como Vilis y Beliz, como se dice en inglés el nombre de este país. Peter Wallace habría sido Primer Teniente de Sir Walter Raleigh y antes de llegar a la bahía gobernaba una isla caribeña de nombre Tortuga.

El apoyo o licencia de la Corona a los piratas o bucaneros no era raro e incluso se les reconocían los servicios prestados y a muchos de ellos se les llegó a perdonar sus delitos y otorgarles honores nobiliarios, como a Sir Henry Morgan, a quien no sólo se le designó con dicho título sino que se le hizo gobernador de Jamaica, de donde ahora proviene un ron que lleva su nombre. A lo que en la práctica era un simple delincuente o pirata se le conocia como Privateer o Privateersman, pues era un particular que prestaba su barco y tripulación y en su mayoría sus servicios personales para labores “oficiales” del reino, reducido a amedrentar u hostigar a navíos enemigos de la Corona, que coincidentemente eran de bandera española.

Belice resultó ser un magnifico refugio para lo piratas que azotaban las aguas caribeñas, pues el arrecife coralino que corre a lo largo de su territorio marítimo constituía una barrera natural que obligaba a la Armada Española a detener su persecución de los bucaneros cuyos navíos eran menores y más rápidos que los ibéricos, conocían el terreno para poder atravesar el arrecife y así se refugiaban en sus guaridas. Además, los cientos de cayos o islotes existentes en aguas beliceñas también servían de escondites, descansos y abrigos a los piratas que los conocian bien.

Entre los más famosos piratas del Caribe que navegaron o tenían base en costas beliceñas están Edward Lowe, Henry Morgan y su “Oxford”, John Taylor, Bartholomew Sharp y Edward Teach (Barbanegra), Giovanni de Verrazno (el francés) y Fermín Mundaca quien se asentó y murió en Isla Mujeres. Barbanegra es descrito como cruel y mujeriego y en San Pedro aún se cuenta la leyenda de su Dama de Gris (Gray Lady), mujer coqueta y rebelde a la que después de descubrir su perfidia la habría sentenciado a saltar de la tabla del “Queen Anne’s Revenge” habiendo encontrado su fin vestida con un largo vestido de gasa color gris.


Tesoros y riqueza

Los bucaneros en Belice habrían encontrado entre sus botines cargamentos de madera y pronto descubrieron que era casi tan valiosa como el oro, por lo que varios se habrían establecido en el asentamiento de Belice para cortar y comerciar con el palo de Campeche o de tinte y la caoba, dejando de ser piratas “con licencia” o ilegales para convertirse en leñadores o comerciantes “licenciados” también. Las caracteristicas, actitudes y comportamiento, según se dice, de estos habitantes eran similares a las de los piratas, toscos, sin educacion y sin respetar otra ley que la costumbre impuesta por ellos, la cual posteriomente fue codificada.

Los piratas no son sólo leyenda en este país, sino parte de su historia y de la de algunos países insulares de esta región; debe haber todavía descendientes de esos personajes y muchos de ellos han contribuido a conformar estas naciones con sus actividades. Finalmente y sin idealizarlos, seguramente no todos los bucaneros se asemejaban a la terrible descripción del primer párrafo y algunos debieron parecerse más a Burt Lancaster en “El Pirata Hidalgo” o a Johnny Depp en “Los Piratas del Caribe” pues siempre hay excepciones.H  

Geracoes de bucaneros

Copyright 2010  Texto: Hidalgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada