Natural belleza

Un país pequeño con una gran belleza natural. Es una joya en el hermoso Caribe centroamericano.

A small country with a natural beauty. It is the "Jewel" of the Central-American Caribbean.

Um pequeno pais com uma beleza natural. E mesmo uma joia no formoso Caribe centroamericano.

Bienvenido a este blog trilingue. Welcome to this tri-lingual blog! Benvindo a este blog em tres linguas.

es...Belice. IT IS...BELIZE. é...Belize

es...Belice.  IT IS...BELIZE.  é...Belize
Belice (en Centroamérica)

lunes, 18 de octubre de 2010

La influencia del Yucatán

Yucatán, está presente en Belice desde hace siglos, primero a través de los mayas y después, desde el siglo XV, por un constante y permanente tránsito de personas, bienes y servicios que en la actualidad hace que los tres estados mexicanos que conforman la Península tengan relaciones directas de diversa índole con su vecino centroamericano.
Traje tipico yucateco, similar al del norte beliceno
La huella yucateca y su influencia en Belice es grande y se nota en lo cotidiano: Las danzas folklóricas típicas del norte, algunos guisos en todo el país, el español y el maya yucatecos -con expresiones muy peninsulares-, la moda, la atención médica, las escuelas, tecnológicos y universidades a las que los beliceños acuden y exposiciones, música, radio y hasta TV de la Peninsula de Yucatán.


Artículo/Article/Artigo


La huella de los yucatecos (18/oct/10).

LOS YUCATECOS (MAYAS) EN BELICE.



Yucatán y su cultura son obvios en Belice en general y en particular en el norte –Corozal, Orange Walk, incluso en el Cayo Ambergris- de ese país, vecino de la Península. La gastronomía, danza, idiomas, costumbres, vestimenta y la gente son similares en muchos aspectos y no cabe duda que la influencia yucateca ha dejado su impronta.



Desde los antiguos mayas hasta la actualidad ha habido un permanente contacto y comunicación entre la Península y Belice y por ello existe en este país un grupo étnico denominado maya yucateco. En abril de 2010 esta columna se refirió a los mayas del sur –mopán y keqchí (q’eqchi’)- de Belice que difieren de los del norte en cuanto a su origen y variantes lingüísticas, pero que comparten tradiciones, cocina, leyendas, sistemas agrícola y de gobierno, y lamentablemente, la pobreza.



La conexión maya se demuestra con los restos arqueológicos de Lamanain, Cerros y Cuello, entre otros, pero los mayas yucatecos llegaron a Belice a través de migraciones constantes a lo largo de la historia habiendo sido la mayor durante la segunda mitad del siglo XIX como consecuencia de la Guerra de Castas en Yucatán y se asentaron en el norte de lo que se conocía en ese entonces como Honduras Británica (British Honduras), inmediatamente después de cruzar el río Hondo –frontera México-Reino Unido-, en lo que hoy en día es territorio de los distritos de Corozal y Orange Walk. Al terminar la guerra a principios del siglo XX, algunos retornaron a Yucatán, pero la mayoría permaneció en Belice, siendo ahora también la que conforma a típicas y conocidas familias beliceñas.



Además de indígenas mayas, desde Yucatán llegaron también en el siglo XIX criollos (mexicanos hijos de españoles) y mestizos (descendientes de mayas y españoles) de religión católica; familias completas huyeron de la zona de conflicto en la Península y encontraron refugio en Belice. Esa es la razón de que actualmente muchos de los apellidos de la población norteña de Belice sean españoles (“Spanish”) y típicos de Yucatán, como Perdomo, Marín o Peniche. Por supuesto, apellidos mayas también son comunes y pertenecen a familias yucatecas como Mai, Chan o Poot. En las comunidades mayas todavía la gente mayor y algunos jóvenes hablan el maya yucateco sin que exista, como en México, un programa que coadyuve a preservarlo y fomentarlo. La influencia del idioma oficial de Belice –el inglés- y español que utiliza la mayoría de la población en esta región, han hecho que, la minoría maya yucateca deje a un lado su lengua materna original; algunos se avergüenzan de ella y otros simplemente prefieren los otros dos idiomas, con preponderancia en el hogar de la lengua española.



El norte de Belice es donde se concentra el mayor porcentaje de población mestiza y sus ciudades y pueblos son idénticos a los que hay en Yucatán o Quintana Roo con la particularidad de que a veces se ven letreros en inglés. Sin embargo, además de yucatecos, en esta zona hay gente de origen libanés, chino, indio, norteamericano y menonita. En San Pedro, por ejemplo, los oriundos hablan español mexicano en casa, aunque fuera de ella sea el kriol y el inglés el que utilizan y en general se dice que “todo buen norteño tiene familia en México”, sobre todo en la Península de Yucatán.



En el folklore, el norte tiene marcados rasgos yucatecos con leyendas –la llorona-, cuentos y bailes típicamente peninsulares. La gastronomía local es la misma que en Mérida, con ligeras variantes de chilmole, escabeche, cochinita, salbutes, tacos, tamales y relleno, con el añadido de que todas estas delicias son comunes en todo Belice. Por otra parte, las expresiones, vocablos y acento también son muy yucatecos y, bueno, algo evidente son las caras y rasgos físicos de gran parte de la población las cuales son similares a los que se ven orgullosamente en Campeche, Quintana Roo y Yucatán.



En la actualidad, los nexos con Yucatán siguen siendo fuertes; muchos comercios y empresas locales hacen negocios con Mérida, ciudad que normalmente les provee bienes y servicios; los hospitales y médicos yucatecos son visitados por los beliceños de manera periódica y las enfermedades graves o cirugías y atención especializada son tratadas en Mérida; varios beliceños asisten a escuelas y universidades yucatecas y quienes quieren disfrutar de actividades culturales de alto nivel viajan a la “Ciudad Blanca” para escuchar a orquestas, visitar museos, admirar obras de teatro o bailar en alguna de las plazas meridanas y qué decir de los eventos deportivos, la diversión y el buen comer.



Por si fuera poco, la presencia de las artes yucatecas se presenta de manera periódica en Belice, a través de expresiones como la danza folklórica, la pintura, la fotografía y la música. No hay que olvidar que un prestigiado yucateco, ex Secretario de Cultura del Estado y de Mérida dirige desde 2009 el Instituto Cultural de México en la ciudad de Belice.



Lo yucateco es omnipresente en Belice y allí se le considera como nacional, por ello los mexicanos estamos comprometidos a tratar bien a nuestros vecinos y auxiliarlos cuando nos visitan, pues resultan ser, en una buena proporción, nuestros primos de verdad.H


Copyright 2010.      Texto y fotos: Hidalgo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada