Natural belleza

Un país pequeño con una gran belleza natural. Es una joya en el hermoso Caribe centroamericano.

A small country with a natural beauty. It is the "Jewel" of the Central-American Caribbean.

Um pequeno pais com uma beleza natural. E mesmo uma joia no formoso Caribe centroamericano.

Bienvenido a este blog trilingue. Welcome to this tri-lingual blog! Benvindo a este blog em tres linguas.

es...Belice. IT IS...BELIZE. é...Belize

es...Belice.  IT IS...BELIZE.  é...Belize
Belice (en Centroamérica)

miércoles, 18 de agosto de 2010

Deliciosos platillos "yucatecos"

Un país tambien se identifica por su comida y a través de ella se conocen los orígenes o influencias de otras culturas. En Belice existen, sin duda, elementos gastronómicos que nos llevan a Yucatán (México) y al Caribe sin dejar de ser Centroamérica. Hay platillos que son variantes de los que se sirven en Mérida, con un toque muy beliceño.

Articulo/Article/Artigo
 Una pequena y deliciosa cocina  (16/ago/10)

UNA PEQUEÑA Y DELICIOSA COCINA

Jorge Luis Hidalgo Castellanos

El delicioso aroma al medio día atrae poderosamente a quien pasa cerca de una pequeña casa en una calle del pueblo de Orange Walk. Es un guiso local, de color negro que huele a consomé de pollo con hierbas finas, cebolla y achiote, seguramente producto del recado –polvo o pasta de especias mezcladas- que se le pone al Chilmole, platillo típico de Belice que tiene sus orígenes, sin duda alguna, en el sabroso Relleno Negro yucateco, sólo que sin el albondigón de puerco que rellena al pavo o al pollo, este ultimo más socorrido en este país.

En Belice, la comida más común y corriente es el arroz con frijoles (Rice and Beans) que acompaña casi siempre a un estofado de pollo (Stewed Chicken) con un poco de ensalada verde o Cole Slow, una ensalada de repollo avinagrada y cremosa muy típica de EE UU y que en Belice se adoptó por la influencia que los emigrantes beliceños dieron a su país cuando regresaron, al igual que el pollo a las brasas (Barbecue –BBQ- Chicken) tan común en Belice, sobre todo en su ex capital, los viernes y los sábados, cuando aparecen puestos de comida con asadores y parrillas por toda la ciudad y se compra para llevar el pollo BBQ con frijoles horneados (Baked Beans) y Cole Slow como guarniciones; es una mezcla agridulce que se remata con una tortilla grande de harina.

La diáspora beliceña, lógicamente, también llevó a EE UU –sobre todo a Los Ángeles, NYC, Chicago y Miami- los Rice‘n Beans, los Meat-Pies y los Dukunus y no es inusual ver a los pasajeros de los vuelos a EE UU llevando su itacate (lunch) con estas delicias culinarias. Los dukunus son tamalitos de elote –maíz tierno- que llevan un poco de leche de coco y se envuelven en hojas de mazorca, como los tamales de la mayor parte de la República Mexicana, con excepción de partes del sur y en el Sureste de México en los que éstos son como en Belice y en Centroamérica, envueltos en hojas de plátano. Los dukunues son llamados también “tamalitos”.

Otro platillo de indudable reminiscencia yucateca, además del Relleno Negro es el Escabeche, una sopa o caldo de cebolla con pollo al que los chiles en vinagre y especias como el clavo y la pimienta le dan el nombre. Ambos son platos típicos de festejos, incluyendo bodas y Quince Años, una tradición esta última que continúa estando arraigada a las costumbres populares de Belice y que no podía tener una traducción al inglés –Fifteen Anniversary no hace sentido- y en este idioma se le dice Quince Años y a la festejada “Quinceañera”.

Del sur del país proviene la famosa Sopa de Caracol (Conch Soup), delicioso potaje hecho con verduras y caracol extraído de las aguas del Caribe, cuya veda se exige por ley durante una parte del año al igual que la de la langosta (Lobster) y que en junio se levanta para regocijo de los sibaritas locales y extranjeros que pueden saborearla en cualquier estilo, en la playa, en la terraza o en una elegante mesa de caoba a un precio muy bajo. Igualmente se prepara un ceviche con estos dos productos además de pescado.

Estando en Belice no puede dejar de probarse el pollo al curry (Chicken Curry), guiso que trajeron los inmigrantes de la India en el siglo XIX y que gustó tanto que se ha convertido en uno de los favoritos de las cocinas beliceñas. Hay pocos pero muy buenos restaurantes indios donde se come un Tandoori  o Massala Chicken con un Mango Lassi, bebida de yogurt deliciosa. Estas influencia extranjeras tienen carta de naturalización en Belice al grado de considerarlas nativas. Lo mismo pasa con la tortilla de maíz y la de harina, haciendo que una cocina corozaleña pueda confundirse con una chetumaleña.

La comida libanesa es otra influencia que llegó para quedarse, el Hummus, el Kibi, la Kafta y el Tabule son palabras nada extrañas y puede encontrarse realmente buena comida “árabe” en Belice. Del mismo modo y sin exagerar, es sorprendente encontrar excelentes restaurantes chinos con platillos auténticos, sobre todo si se habla mandarín. Algunos de estos ofrecen algunos días Sushi y otras delicias japonesas para deleite de los comensales. La comunidad china en Belice respalda lo dicho cuando se les ve en las mesas de los varios restaurantes que hay en todo el país.


Entre las entradas, antojitos o entremeses están las tostadas de maíz (Garnaches) a las que algunos ponen Ketchup, los Johnny-Cakes o una orden de empanaditas de cazón (Panades) a las que se viste con cebolla picada mezclada con Habanero, variedad de chile que los beliceños consumen regularmente y que adoran, muy al estilo yucateco también –de hecho debería llamarse chile Yucateco. Pero un desayuno típico beliceño no lo es sin Fry-Jacks con huevo y frijoles. Los platillos exóticos, incluso para Belice son el Hudut, con yuca (Cassava), leche de coco y pescado de la cocina garifuna y el tepescuintle (Gibnut) también conocido como “Royal Rat” porque fue un platillo ofrecido a Elizabeth II cuando visitó Belice. Bon Apetite!.

Copyright HIDALGO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada